viernes, 30 de junio de 2017

"EL REBOTE DEFENSIVO: EL TRIUNFO DE LO COLECTIVO"



Lees la definición de rebote en baloncesto desde La Red y si eres aficionado a nuestro bello deporte ya sabes que se queda obsoleta: “Es el acto de conseguir la posesión del balón después de un lanzamiento de campo o de un tiro libre fallado. Son uno de los objetivos fundamentales de los hombres altos de un equipo, aunque cualquier jugador en pista puede intentar conseguirlos... “

 Pues no es así, ya que el resto de jugadores no pueden intentar sino que deben ir a por el rebote con toda la intensidad que sean capaces, y más en el baloncesto actual donde el físico es tan importante, ya que te encuentras a jugadores perimetrales enormes o saltimbanquis excepcionales que llegan a alturas que ni siquiera las torres pueden alcanzarlas
Con esta importante aclaración, el rebote debe ser un trabajo colectivo donde todos los jugadores en pista deben estar implicados de la misma manera.

Puntualizado este aspecto ya sabeis tod@s que hay dos clases de rebotes: el defensivo y el ofensivo, sin embargo hoy hablaré del primero.

El rebote, es un aspecto del juego que a veces se nos olvida lo vital que es, ya que muchas veces tendemos a ver sólo al jugador que maneja la pelota o anota la canasta.
En las líneas siguientes veremos el gran trabajo tanto individual como colectivo que hay tras un rebote. Por eso es un aspecto del juego tan valorado por los que entienden: los entrenadores. Ya que no deben existir dudas que el equipo que más rebotes capture es el que tiene mayores posibilidades de optar al triunfo del partido que se esté disputando.

 En este deporte nuestro ya sabeis que es vital el control de la posesión del balón y es por ello que hay que manejar perfectamente todas las acciones que nos permitan tener esa posesión.
El rebote es una de esas acciones que nos ayuda a conseguir esa preciada posesión. Sin más dilación, vamos a hablar del rebote o rechace del tiro errado del rival que capturamos cuando defiende nuestro equipo.

lunes, 19 de junio de 2017

"HASTA SIEMPRE MARTY,QUE TENGAS BUENA SUERTE, JUGÓN "


Éstas son las entradas del blog que nunca quisiera escribir, y me he estado haciendo el remolón hasta que ya tocaba.
Nuestro protagonista cuelga las botas de una forma totalmente forzada y adelantada: Martynas Pocius , ex-jugador entre otros de Real Madrid no puede más a los 31 años debido a un rosario de lesiones y operaciones a sus espaldas.



El otrora espectacular y explosivo alero lituano de 1,97 metros abandona las canchas porque ya no puede con tantos dolores por intentar competir al máximo nivel el juego que tanto ama.