martes, 17 de octubre de 2017

“LOS 104 SEGUNDOS QUE LLEVARON A SWEET LOU BULLOCK AL OLIMPO EUROPEO”


Demasiado he tardado en escribir sobre uno de mis jugadores favoritos que han pasado por Europa. Un jugador exterior elegante como pocos, con una capacidad extraordinaria de anotar, tanto con bandejas fulgurantes como en tiros lejanos que culminaba con su muñeca de seda.

Siempre luciendo la sonrisa, acababa matando al rival, canasta a canasta. Era “el asesino de la cara amable” para los equipos contrarios en toda Europa que le temían cada vez que se topaban con este mítico jugador. Hablo del gran Louis Herbert Bullock Jr , y casi todos los aficionados a nuestro gran deporte le llaman “Sweet Lou”.

Sweet Lou tenía encandilada a cada afición por la que jugó, su carisma hacía de él, uno de esos jugadores de los que es muy dificil olvidar en el tiempo y el gran recuerdo que se tiene de él transciende en los aficionados que le vimos jugar.
Era el preferido de mucho de nosotros. Era “Sweet Lou” nada más y nada menos. De esta manera quiero hacer un breve repaso a su carrera ,y acabar estas líneas con uno de su momentos más memorables en la cancha: aquella increíble exhibición en Vistalegre contra el Panathinaikos de Obradovic, donde le endosó 3 triples en un suspiro final de unos 100 segundos y consiguió doblegar al gigante heleno.


UNIVERSIDAD 


Criado baloncestisticamente en la universidad de Maryland, una de las clásicas del baloncesto NCAA, Lou jugaba de escolta con 1,85 metros pelados.



















En esta época se adivinaba que iba a ser todo un talento, lo demostró ganando el McDonald’s All-American, cita en la que los talentos del instituto son ojeados y captados por las mejores universidades.
En Maryland, Louis destacó por su capacidad de tiro, siendo el mayor triplista y el tercer anotador de la historia de esa universidad.


Fue internacional con Estados Unidos sub 22, llegando a jugar en esta categoría junto a Tim Duncan.
“Sweet Lou” acabó su carrera en la Universidad promediando 20.7 puntos, 4.1 rebotes y 2.3 asistencias por partido.



















Fue seleccionado con el número 42 del draft de la NBA de 1999 por los Minnesota Timberwolves. Sin embargo, después fue traspasado a Orlando Magic y nunca llegaría a debutar en la NBA, tras ser cortado antes de que empezase la liga regular.



ETAPA PROFESIONAL 
Con 23 años, Sweet Lou emigra a Europa, fichando por el Müller Verona, tras sus dos buenísimas temporadas llega al Adecco Milano donde consigue una increíble media de 25 puntos por partido.


















Con esos numerazos, llega a la ACB, liga que no dejaría en el resto de sus años como profesional tras su fichaje por el Unicaja de Málaga de Boza Maljkovic.
 Y Boza encontró lo que busca en él. Una autentica metralleta exterior. En la temporada 2002-2003 se quedaría a las puertas de ganar la ACB con el club malagueño y en la 2003-04, cuando alcanzó los 17,6 puntos, su tope en España.




Ese gran rendimiento llamaría de forma poderosa la atención del Real Madrid que al final consiguió ficharlo, como ya muy bien sabeis todos.



De esta manera , llegaría al Real Madrid en el verano de 2004, donde  gana la liga en esa misma temporada, éxito que repetiría en 2007 aumentado por la consecución de la Copa ULEB, competición que fue el antepasado de la Eurocup actual.




Ante todo, quiero aclararos que a Bullock no se le recuerda por los numerazos y los títulos que pudo conseguir .
 A Sweet Lou no se le olvida por su elegancia en la cancha y su formar de dominar en la cancha de una forma casi “silenciosa”, donde daba sentido máximo al juego del equipo.

Su anotación compulsiva le convertían en el referente máximo del equipo durante sus mejores años, que duraron hasta 2010.

Es increíble que un jugador tan poco dominante en lo físico, pudiera conseguir tantas exhibiciones y partidos remontados a base de coraje y una técnica perfecta.

Pero es que estamos hablando de un superdotado en el apartado técnico y mental. Hacía dogma la premisa de mis entrenadores cuando era joven: “El baloncesto es un deporte para listos” Y Sweet Lou era el más listo de la clase, ya lo creo.

Así describe su última temporada donde empezaron los problemas , y su juego se resintió. Él mismo lo explica:

 “Mi última temporada en Madrid fue muy difícil, tanto para mí como para otros de mis compañeros. Se generaron muchas expectativas sobre nosotros y eso, a veces, puso demasiada presión sobre el equipo. Sumale que el Barcelon a jugó muy bien, que tuvimos problemas para encontrar el balance y que tuvimos lesiones..."El italiano" tenía confianza en tí un día y cero al día siguiente. Todo lo que podías hacer es ser profesional y entender que representabas al mejor club del mundo,el Real Madrid. Tenías que demostrar cada día que tenías clase. De todas maneras, mi madre siempre dijo que si tienes nada bueno que decir, es mejor que no digas nada..así que no diré nada más (jejeje)” 

 Allí, alejado de su plenitud como jugador, rindió a un nivel aceptable, anotando 12 puntos por encuentro y proclamándose subcampeón de la ULEB, aunque con unos porcentajes sensiblemente inferiores a los de hasta entonces.

 En agosto de 2010 se despedía de la afición madridista con una carta en la que calificaba esas temporadas como inolvidables:

 "Han sido seis temporadas inolvidables. No sabéis lo orgulloso que estoy de haber vestido esta camiseta. Desde el primer día he sentido el peso de su historia y a lo largo de estos seis años me he esforzado por estar a la altura en cada entrenamiento, en cada partido"


Y es que Bullock ha sido durante mucho tiempo el extranjero que más veces ha vestido la camiseta del Real Madrid hasta que lo ha superado el crack de Jaycee Carroll y Swwet Lou declaró su sentido de pertenencia  al club. "Me siento parte del Real Madrid, de su historia y de su grandeza", decía en la carta.

"Para finalizar, quería deciros que sea donde sea que el destino me lleve, volveré a implicarme a tope con mi nuevo equipo y volveré a luchar en la cancha por estar en lo más alto. A vosotros, madridistas, os llevaré siempre en el corazón"



 Tras esa última temporada Louis se enroló en la plantilla del Cajasol Sevilla para la temporada 2010-2011.

EL HOMENAJE A SWEET LOU EN LA CAJA MAGICA.


Como fan de Bullock, no podía perderme el partido de la liga 2010-2011 donde se iba a realizar el homenaje a Sweet Lou.

Fue en la Caja Mágica en Madrid y desde luego la afición se levantó y se volco con el ídolo de tantas noches mágicas en Vistalegre.

Fue un homenaje que me dejó un sabor agridulce, porque creo sinceramente que se podía haber hecho mucho más por un buque insignia como lo fue Bullock.

Se organizó un homenaje correcto sin más, que intentó ser suplido por los aplausos y los gritos de cariño que se le profesaron al gran Louis Bullock.

Creo que es un mito merecedor de que se le retire el número y de un homenaje por todo lo alto ya que sin duda, transciende en el tiempo en la mente del aficionado madridista que tuvo la suerte de verle jugar. pero bueno, ya está hecho...


EL FINAL DEL CAMINO...

 Luego llegó al Asefa Estudiantes, equipo que lo reclamó después de una temporada casi entera inactivo con el fin de tratar de evitar el descenso. Un Bullock semilesionado apenas sumó 5 puntos en 3 partidos.
De esta manera, Sweet Lou colgó las botas debido a la falta de ofertas y de tanto desgaste de estar en la élite europea.
No es para menos ya que consiguió:

promediar en ACB 14.7 puntos, 2.2 asistencias y una valoración de 13.2.  
Máximo anotador de la LEGA en 2002 con 696 puntos (24,9 por partido) en el Addeco Milan. Máximo triplista de la Liga ACB en 2004 con 95 triples convertidos (2,88 por partido) en Unicaja. Participante del ACB All Star en 2003. 6 veces Jugador de la Semana en la Liga ACB: 2 en 03/04 con Unicaja (jornadas 13 y 23) y 4 con el Real Madrid (jornada 12 de 04/05, jornada 2 de 05/06 y jornadas 6 y 12 de 06/07). 

Jugador Más Valioso (MVP) de la final de la Liga ACB 2005 con el Real Madrid. 
Campeón del concurso de triples del All Star ACB en 2004, 2006 y 2008






No obstante, tras un año de su retirada, Bullock volvería a ser noticia por una nueva hazaña deportiva, en este caso, en la versión amateur: Bullock formaba parte ahora del Jugganot, un equipo de la liga local Ultimate Hoops de Washington donde hacía de las suyas.
En dicho campeonato conseguía el título regional, con una sensacional actuación en la final anotando 30 puntazos con 4 rebotes y 5 robos.
Una muestra de la pasión por el deporte de uno de los mayores competidores de los últimos años en el baloncesto europeo.
De esta manera, tras hacer un breve repaso a su carrera, vamos a uno de los momentos más emotivos en la carrera de Louis Bullock y donde tuve la inmensa suerte de estar allí, animando y alucinando con su actuación, fue aquellos 3 triples que le endosó al Panathinaikos en apenas 100 segundos…


LOS TRIPLES DE ORO DE SWEET LOU

Me viene algunas veces a la cabeza aquel día, y recuerdo que casi no voy a verlo porque estaba muy holgazán para ir a un Vistalegre que me quedaba muy lejos de mi casa.
Para mí, llegar allí era un infierno debido al tráfico tan denso que se forma, pero mi vena “fanática”pudo con mi holgazanería , y es que ver al Madrid en Euroliga siempre eran y son palabras mayores.
Por si fuera poco ,esa noche tocaba jugar contra el Panathinaikos del maestro Zelko Obradovic y eso podía motivar a un muerto. Además conseguí unas buenas entradas en Vistalegre que era una cancha muy caliente,a pesar de su peculiar y vetusto diseño y su horrible acceso en coche.
Era 31 enero de 2008, la jornada 14 de Euroliga y si se ganaba ese partido contra el durísimo equipo heleno de Jasickevicius, Ditoudis, Batiste y...Spanoulis! , el Real Madrid  se colocaría en una posición muy buena para clasificarnos en el TOP16. Todos comandados desde el banquillo por el general Obradovic.

Recuerdo perfectamente esa tarde donde ibamos en coche camino de Vistalegre como tantas  otras veces con dos amigos que son entrenadores de categoría cadete y junior y ellos hablaban de sus “cosas tácticas”.

La charla se centraba  en cómo superar al poderoso juego interior griego comandado por Batiste y aquel perímetro de lujo , donde Saras mandaba y mucho.
 Casi llegando a los aledaños del pabellón donde era casi imposible aparcar, entré en la conversación y dije que no lo veía nada claro lo de ganar esa noche contra esos tipos tan duros: aquel equipo de Plaza daba la de cal y la de arena . Debo confensar que Plaza nunca ha sido santo de mi devoción, y además me tenía quemadísimo el fichaje “pufo-estrella” de Papadopoulos.

Eso sí, siempre incondicional de los Bullock, la araña Smith , Felipe Reyes y a Raúl López a los cuales me enconmendaba para conseguir una hipotética victoria, cosa que como digo, lo veía algó parecido al color negro.
 Para animar el cotarro, uno de mis amigos , fan de Sweet Lou (¿quién no lo era?), dijo de forma premonitoria: “Bullock se sale hoy, ya lo vereis...!”
 Y ¿que os puedo decir? Pues que mi amigo debe ser pitoniso , y Sweet Lou nos hizo estallar de alegría con sus tres triplazos finales.

Tengo que deciros que fue una locura... mis amigos y yo nos abrazábamos , saltando como críos, sobre todo en el último triple , que recuerdo que fue estratosférico... con oposición y lejano, muy lejano. Veía a grupos de gente a mi lado echándose las manos a la cabeza y sonaba por todo el pabellón, el cántico de... Bullock, Bullock!.


Debo de confesar que fuí muy afortunado al vivir ese momento tan cerca, porque me sentaba muy cerca del banquillo local y los nuestros estaban cerca de allí abrazándose como si fueran juveniles.

La grada era un estruendo, y es que no sé si allí se gritaba mucho o es que la acústica de un recinto redondo hacía resonar todo mucho más. Era ensordecedor.
Recuerdo que tardamos mucho en irnos tras el pitido final, los jugadores también, no era para menos!

Nadie nos podía quitar esa sonrisa bobalicona: ganó el Madrid a uno de los ogros europeos, se clasificaba al TOP 16 de la mejor forma y personalmente había asistido a una de las mejores exhibiciones individuales que recuerdo en Europa. Bullock se salió, vaya si se salió!

 El bueno de Sweet Lou lo describió perfectamente en una entrevista en 2013:

 “Panathinaikos siempre ha sido uno de mis rivales favoritos. Ganaron tantos títulos que siempre me quería enfrentar a ellos. Diamantidis era mi rival favorito. Defensa, rebotes, asistencias, tiros decisivos...lo hacía todo”. Recordando aquellos mágicos momentos en Vistalegre, Bullock lo recuerda con mucho cariño: “Todavía recuerdo aquellos segundos finales, sobre todo porque fue algo que pasó muy deprisa que casi no me lo creo. Ojalá tuviera una máquina del tiempo para volver a hacerlo [jejeje]. Vistalegre fue siempre importante para nosotros. Los aficionados eran geniales”. 

En fín , tengo que reconocer que ésta es una de las entradas que más me ha costado finalizar, porque no sabía como homenajear de un forma justa y merecedora a uno de los jugadores que me ha hecho seguir amando el baloncesto.
Un jugador que realizó demostraciones individuales antológicas pero que se seguro que será recordado durante mucho tiempo por los 104 segundos que le llevaron al olimpo del basket europeo.


Fuentes: Entrevista de Sergio García-Ronrás en Marca

Publicado por @basketatodoritm

Salu2 anelkianos

No hay comentarios:

Publicar un comentario